¿Cómo escoger la mejor bicicleta estática?

Bicicletas estáticas

En este artículo te mostraremos cómo saber escoger la mejor bicicleta estática para que se adapte a tus necesidades.

Una bicicleta estática, es una gran herramienta para realizar cardio training en casa. Muchas de las personas que quieren realizar quemas de calorías y no tienen tiempo para ir al gimnasio o simplemente, prefieren hacer el deporte en casa.

Además, realizar sesiones diarias de bicicleta estática, permite recuperar la forma física y poco a poco mejorar el rendimiento diario y la resistencia. 

Si quieres realizar la compra de una bicicleta estática, debes tener en cuenta una selección de criterios que harán que tu elección sea más coherente, ya que podrás ir descubriendo mediante dichos criterios cual es la bicicleta que se adapta más a tus necesidades.

En primer lugar, si deseas comprar una bicicleta estática para poder realizar entrenamientos de más de 30 minutos, tu mejor opción es una bicicleta estática mixta.

En este caso, esta bicicleta te proporcionará la capacidad de poder realizar un pedaleo potente y, a su vez, tendrá la suficiente comodidad, manteniendo nuestra espalda en una posición perfecta.


Posteriormente, encontramos una de las razones por las cuales es de vital importancia realizar una buena elección de tu bicicleta estática, la rehabilitación.

Por ello, deberemos elegir una bicicleta que nos ofrezca la posibilidad de que nuestra espalda esté en una posición recta.

También, es fundamental que el cuadro de la bicicleta tenga un rango amplio de apertura, para garantizar que el tránsito a horcajadas en la propia bicicleta no suponga ningún peligro y se realice con total comodidad.

También, hay que priorizar la comodidad, ya que es muy doloroso estar en largas sesiones de cardio en una bicicleta estática y sufrir por culpa del sillín o por un respaldo poco acolchado o en mala posición.

Por ello, es crucial comprobar que el sillín, el manillar sean ajustables, priorizándolos antes que los «no ajustables». De hecho, todo debe ser ajustado en función a tus piernas sobre todo, ya que las piernas deben estar en ligera flexión en el punto más bajo del pedaleo de nuestra bicicleta estática.

Por último, hay que tener en cuenta una serie de aspectos más relacionados con nuestras necesidades o gustos, que siguen condicionando nuestra elección.


La frecuencia de uso es muy importante, ya que si somos usuarios ocasionales o usuarios intensivos, deberemos elegir unas u otras, ya que existen diversidad de modelos y unos nos ofrecen determinadas funciones y otras no.

Asimismo, que cuente con diversos accesorios hace de la bicicleta estática una herramienta perfecta. Estamos hablando de instrumentos de medición cardiaca o con capacidad de evaluar el rendimiento y la progresión constante del usuario.

De hecho, muchas de las máquinas de hoy en día cuentan con este tipo de accesorios, como manillares ergonómicos, indicadores de la frecuencia cardiaca, cinturones cardiacos, distintos niveles de dificultad con variaciones automáticas…

De la misma manera, la accesibilidad a la propia bicicleta también es importante, ya que personas con movilidad reducida o personas de avanzada edad, pueden tener dificultades para subirse a la máquina, provocando un peligro en el intento de su acceso a ella.

Sea cual sea su decisión, una bicicleta estática en casa ayuda mucho a realizar un entrenamiento de cardio sin salir de tu hogar, por tanto, es perfecta para quemar calorías incluso dentro de tu propia habitación, mientras ves la televisión o lees un libro.