¿Cómo quitar las agujetas?

En este post explicaremos qué son las agujetas, por qué las tenemos y cómo eliminarlas de la mejor manera. ¡No os lo perdáis!

Las agujetas suelen aparecer al cabo de 1 o 2 días después de realizar el ejercicio, movimiento o actividad física que las haya causado. Es común encontrarlas en zonas donde se ubiquen nuestros tendones y muchos expertos han sugerido que es posible tratarlo de forma parecida a las roturas de fibras. Estos recomiendan un descanso adecuado y prolongado entre los entrenamientos, aplicar hielo si la zona está muy dolorida y la recuperación activa.

Quitar-agujetas

No existe ningún remedio milagroso (como el agua con azúcar) para eliminar totalmente nuestras agujetas, sin embargo es posible intentar minimizar la intensidad del dolor que nos producen. Para ello podremos realizar estiramientos suaves, con cuidado de no volver a forzar en exceso la zona afectada por las agujetas.

También es muy recomendable masajear las zonas doloridas aplicando algún tipo de crema que pueda calmarlas. Esto no las eliminará por completo, sin embargo calmará la zona afectada y nos producirá un alivio placentero. También será muy importante contar con una nutrición adecuada puesto que nuestros músculos van a necesitar agua y proteínas para ayudar a corregir la musculatura.


¿Qué son las agujetas?

A continuación una fisioterapeuta experta en fisioterapia deportiva nos explicará en un breve vídeo qué son las agujetas. Esperamos que os pueda resultar muy útil para informaros con exactitud sobre el significado de las agujetas por parte de una profesional experimentada del sector.


¿Por qué tenemos agujetas?

Las agujetas, o también conocidas como dolor muscular de aparición tardía, son aquellos dolores punzantes que sentimos a partir del día después de realizar una actividad física demasiado intensa y a la que nuestro cuerpo no estaba acostumbrado.

Antiguamente se pensaba que las agujetas eran causadas por el metabolismo, siendo más concretos por la acumulación del ácido láctico. Esto se decía que provocaba cristales, los cuales eran acumulados en las zonas de los músculos donde se producían los dolores. Nada más lejos de la realidad.

por-qué-tenemos-agujetas

En la actualidad muchos científicos y expertos han asegurado que las apariciones de agujetas son producidas por las microrroturas fibrilares de los músculos. Estas microrroturas, sin ser una consecuencia grave ni nada preocupante, son producidas por los grandes esfuerzos realizados con los músculos pertinentes.


¿Cuánto duran las agujetas?

A continuación resolveremos una cuestión muy importante en cuanto al tema de las agujetas. Todos, al tener agujetas, nos habremos preguntado alguna vez «¿Cuánto durará esto?«. Pues bien, aquí explicaremos la duración que podrán tener estos punzantes dolores que tan bien conocemos.

cuánto-duran-las-agujetas

El tiempo que tardan las agujetas en eliminarse de nuestro cuerpo está directamente relacionado con el tiempo en el que sintamos el dolor en esos músculos. También dependerá de lo acostumbrado que esté nuestro cuerpo a realizar actividad física y esfuerzos en este aspecto.

  • De 3 a 7 días si no sueles hacer ejercicio y has realizado un esfuerzo indebido.
  • De 1 a 3 días si eres más experimentado, realizas ejercicio habitualmente y tu musculatura ya está acostumbrada a regenerarse con este tipo de microrroturas.

¿Cómo evitar las agujetas?

Ponemos a vuestra disposición una recopilación de trucos y consejos para evitar las agujetas. La prevención será la mejor alternativa para evitar este tipo de dolores o microrroturas musculares, por lo que aconsejamos prestar atención y tener muy en cuenta estas recomendaciones antes de realizar un ejercicio que requiera de mucho esfuerzo.

Cómo-evitar-agujetas
Estirar antes de los ejercicios

Habremos de estirar los músculos antes de realizar cualquier actividad física o que requiera de un esfuerzo. Antes de comenzar un entrenamiento o rutina de ejercicios estirar será una de las mejores maneras de evitar y prevenir las agujetas.

Calentar

Realizar ejercicios suaves para, progresivamente, aumentar el ritmo y comenzar a realizar la actividad física deseada de manera completa y poco a poco. Esto conseguirá prevenir y evitar la aparición de agujetas.

Beber agua y mantenerse hidratado

En este aspecto nos gusta comparar los músculos con una rama. Si la rama en cuestión está seca será mucho más fácil que se produzca en ella una rotura. Si nuestros músculos no están bien hidratados será más sencillo producir las agujetas que tanto queremos evitar. Es posible aproximar que por cada 25 kg de peso 1 litro de agua será beneficioso para una correcta hidratación de tus músculos.

Mantener una nutrición adecuada y rica en proteínas

La alimentación también es un aspecto muy importante para evitar o prevenir las agujetas. No será lo mismo realizar un ejercicio físico manteniendo una nutrición adaptada específicamente para ello que el realizar un ejercicio físico sin prestar atención a nuestra alimentación.

Estirar después de los ejercicios

Estirar las zonas concretas que hemos estimulado después de realizar los ejercicios ayudará a relajar el músculo y prevenir la aparición de este tipo de microrroturas en los tejidos musculares.

Darse una ducha de agua después de los ejercicios

El agua fría ayudará a tener una circulación correcta. Al hacer esto justo después de los ejercicios conseguiremos que nuestra sangre fluya correctamente y de manera rápida, evitando posibles microrroturas de este tipo.

Descansar adecuadamente y reposar nuestros músculos

Descansar adecuadamente también es un punto muy importante a la hora de realizar actividad física. Nuestros músculos deberán reposar correctamente para conseguir evitar la producción de agujetas.


Hacer ejercicio con agujetas

Muchas personas se preguntan si pueden entrenar teniendo agujetas o si será un perjuicio para su salud. Para empezar es justo decir que existen diferentes dolores similares a los de las agujetas, los cuales podrán agravarse en caso de continuar haciendo ejercicio. Es por ello que conviene informarse adecuadamente de si tenemos agujetas u otro tipo de dolor muscular. Es posible percibirlo si una vez hayas calentado y estirado tus músculos notas que el dolor crece o se acentúa en alguna zona.

Hacer-ejercicio-con-agujetas

En el caso de que sí estemos hablando de agujetas será posible realizar ejercicio sin ningún problema mientras no volvamos a realizar sobreesfuerzos en las zonas afectadas y respetemos los consejos explicados anteriormente para prevenir las agujetas. De hecho hacer ejercicio con agujetas será muy beneficioso para conseguir adaptar a nuestros músculos a dicha actividad física, preparándolos para posteriores esfuerzos o ejercicios.

Si conseguimos mantener una rutina de ejercicios para entrenar ciertos músculos de nuestro cuerpo cada vez serán menos propensos a adquirir o producir este tipo de desgarres o microrroturas musculares.


Remedios para las agujetas

En el breve vídeo que expondremos a continuación podremos ver a una fisioterapeuta profesional explicando algunos remedios para las agujetas.