Daños Que Ocasiona Al Organismo La Comida Congelada

Y no solo en el instante de cocinar, asimismo se impide tener que adecentar y recortar las verduras, por ejemplo. Además en el instante de conseguir, por el hecho de que es sensiblemente mucho más simple coger los packs del congelador y no hay que ir tan de forma recurrente a la adquisición ya que pueden guardarse a lo largo de días, aun semanas o meses. La primordial ventaja que tienen los alimentos congelados sobre los frescos es la velocidad con la que se organizan. Por otro lado, varios estudios, entre ellos uno efectuado en la Universidad de Georgia en 2013, desmienten la extendida idea de que los artículos congelados nutren menos. Desde el criterio nutricional, son similares en el momento en que se comparan con los frescos recién adquiridos. En cambio, tienen ciertas ventajas sobre estos si ya llevan múltiples días en el frigorífico.

daños que ocasiona al organismo la comida congelada

Si bien lo realmente esencial es mantener una nutrición completa, sana y adecuada a las pretensiones personales. Prácticas que nuestro organismo agradecerá y que reportará mucho más de una alegría a la salud personal. Desde COCINA CASERA te recomendamos consumir frutas y verduras sin congelar, en tanto que así no incorporarás edulcorantes de sobra o químicos añadidos que dejen su buena conservación.

Ahorro De Tiempo En La Cocina

Además, la congelación disminuye al mínimo la actividad química y enzimática, que asimismo participa en el deterioro de los alimentos . Los microbios que subsisten al proceso de congelación, pueden recobrar su actividad en la comida al descongelarse y a veces se multiplican más veloz que antes de la congelación. Lo más importante que debemos entender en el momento de descongelar un alimento es que hay que llevarlo a cabo en el frigorífico, nunca a temperatura ambiente, y que se debe consumir –o por lo menos, cocinar- en 24 h. El fundamento es que la congelación provoca que las partículas de agua se solidifiquen y crezcan, formando cristales de hielo que rompen la estructura de las células de los alimentos. Por eso, al descongelarse expulsan jugos que se transforman en un magnífico sustrato para que crezcan las bacterias. Esto sí que puede suceder en verduras y frutas frescas que logramos hallar en el súper sin envasar y al aire libre, al estar más expuestas a todos estos agentes bacterianos.

El uso de conservantes y otros aditivos para conseguir que las frutas y verduras tengan un color más intenso y para evitar el avance de bacterias desnaturaliza vitaminas solubles en agua como las C y B. Por otro lado, la presencia de estos aditivos como la sal, el azúcar y las grasas provoca que el alimento pierda valor sobre nutrición. Lo primero que debemos tomar en consideración es el género de producto que queremos comprar. No es lo mismo recurrir a platos ya cocinados o pre-cocinados , que a verduras, carnes o pescados que se venden crudos y hay que preparar en casa como haríamos con los frescos.

Alimentos Que Es Preferible No Congelar

Esto sí que puede suceder en verduras y frutas frescas que encontramos en el súper sin envasar y al aire libre, al estar mucho más expuestas a todos estos agentes bacterianos. La comida congelada suele tener un precio bastante inferior al de los productos frescos que encontramos en el supermercado. Esto deja que ahorremos algo de dinero que queramos invertir en otras cosas. Además, si estamos con una enorme oferta de artículos que no vamos a consumir en el instante, siempre y en todo momento podemos congelarlos a lo largo de meses en nuestro electrodoméstico y recurrir a ellos en el momento en que nos apetezca.

La principal virtud que tienen los alimentos congelados sobre los frescos es la velocidad con la que se organizan. Bastan apenas unos minutos para sacar la caja del frigorífico, meterla en el horno o el microondas y llevar la cena a la mesa. En el caso de los edulcorantes, éstos provocan ansiedad, estrés y estimulan en exceso el funcionamiento de las glándulas suprarrenales.

Por último, la comida congelada se explota más; es mucho más fácil calcular las raciones y no se desaprovecha comida. Tampoco existe el riesgo de comprar algún alimento que se tenía pensado cocinar pero que acaba en la basura estropeado. Los investigadores equipararon los valores nutricionales de arándanos, fresones, brócoli, judías verdes, maíz, espinacas, coliflor y guisantes congelados con los equivalentes frescos. Una muestra la tomaron cuando estos últimos estaban recién comprados y otra tras cinco o seis días de tenerlos en la nevera. También es mucho más rápida y menos recurrente la compra, resulta mucho más económico y se tienen la posibilidad de guardar en el hogar durante meses.

Alimentos Frescos Y Alimentos Congelados: Virtudes E Problemas

De esta manera, los cristales de hielo que se forman son considerablemente más pequeños y se disminuye claramente el daño provocado sobre las membranas celulares. A fin de reducir la exposición a los pesticidas, puedes comprar alimentos cultivados orgánicamente o artículos lácteos elaborados orgánicamente. El término “orgánico” hace referencia a verduras cultivadas sin pesticidas ni fertilizantes químicos, o sin ediciones genéticas.

daños que ocasiona al organismo la comida congelada

Pero los expertos alertan sobre otros peligros de cocinar con el microondas relacionados con la pérdida de nutrientes, substancias tóxicas en el plástico o aparición de bacterias por cocinado irregular de los alimentos. Los alimentos que se han congelado y descongelado nunca tienen que volver a congelarse. Cuando el agua de los alimentos se congela, se convierte en cristales de hielo y deja de estar predisposición de los microorganismos, que la precisan para su avance. Tampoco está disponible para muchas otras reacciones químicas que necesitan la presencia del agua.

La comida congelada frecuenta tener un precio bastante inferior al de los modelos frescos que logramos hallar en el autoservicio. Los frescos se deshidratan con sencillez y eso favorece que se estropeen en cuestión de días; pierden características de manera significativa desde 48 horas de haberlas recogido. Eso quiere decir que ahora empiezan a deteriorarse durante el almacenaje y transporte hasta el punto de venta. En cambio, los alimentos naturales siguen estando vivos, con lo que la oxidación no se detiene y tampoco la acción de las enzimas. Si nos ajustamos a las cantidades, son precisamente las ventas de los primeros las que mucho más aumentaron, un 5,4% según los datos convocados. Los pescados se vendieron un 3% mucho más y subieron un 2,7% las de verduras, carne y patatas pre-fritas.

Congelar No Elimina Las Bacterias

Las grasas trans, por otro lado, son consideradas negativas para la salud cerebral puesto que podrían aumentar el beta-amiloide, una proteína que está entre las causantes de la patología del Alzheimer ya que es la encargada de la formación de placas amiloides. Además, el consumo constante de grasas trans afectan la memoria verbal y dañan las habilidades cognitivas ralentizando los reflejos y la contestación cerebral ante los estímulos. Asimismo, recientes estudios afirman que este género de grasas aumentan el peligro de sufrir derrames cerebrales. Sin embargo, ¿qué ocurre en el momento en que lo que consumimos no es lo que nuestro cuerpo precisa?

Cada vez nos encontramos mucho más preocupados por nuestra nutrición y por integrar en ella alimentos y preparaciones culinarias sanas y saludables que contribuyan a incrementar nuestro bienestar, la calidad de vida y que, además de esto, nos permitan salir airosos cada vez que ascendemos a la báscula. La prueba está en que cada cierto tiempo salen al mercado nuevos \’superalimentos\’ que cuidan el organismo, varios de ellos con múltiples beneficios. A lo que se suma la insistencia de los especialistas en la importancia que tiene sostener una nutrición correcta, diferente y equilibrada.