Los estilos de natación de este verano

Existen cuatro estilos de natación en las competiciones, los cuales son útiles para obtener diferentes beneficios corporales y mentales. Estos estilos son la natación a braza, de espalda, a crol y de mariposa. Cada uno se caracteriza por realizarse de manera distinta y ejercitar diferentes zonas y miembros del cuerpo.

Fuera del ámbito competitivo podemos encontrar la natación recreativa y la natación para propósitos especiales. Esta última se encarga de otras actividades sucedidas en el agua y en las que interviene la natación de manera profesional, como por ejemplo un rescate en el agua.

estilo-natacion-verano

La natación recreativa consiste en dejar de lado las técnicas de natación estrictas para dar cabida a la máxima diversión posible, ya sea a través de juegos en el agua o mediante técnicas de natación improvisadas. Suele ser muy común enseñarla y practicarla con los más peques, ya que la disfrutarán como nadie pasándoselo bien en la piscina mientras aprenden a nadar.


Los beneficios de la natación

A continuación podréis visualizar este vídeo en el que se explica de manera rápida y detallada cuáles son los beneficios que aporta la natación como deporte en el día a día. Esperamos que podáis sacarle todo el partido para vuestra rutina de natación, sobre todo en el verano.


La natación a braza

El estilo de natación a braza (o también conocido como estilo de natación de pecho) consiste en desplazarse por el agua con la ayuda de los brazos. Para realizar correctamente la natación a braza deberemos hacer un círculo con nuestros brazos por debajo de la superficie. Después habremos de encoger nuestras piernas para, posteriormente, estirarlas impulsándonos en el momento en el que nuestros brazos terminan de hacer el movimiento circular. Habremos de alternar entre estos dos movimientos de manera repetida para conseguir desplazarnos por el agua a través de nuestros impulsos.

natacion-a-braza

Si repetimos estos movimientos correctamente podremos empezar a nadar utilizando el estilo de natación a braza. Es un estilo de natación muy utilizado por los principiantes y por las personas que están aprendiendo a nadar. Es el más lento y costoso (a nivel de fuerza y energía) de los estilos de nado competitivos. Sorprendentemente también es el estilo más popular a nivel usuario, ya que su técnica es sencilla y permite coger aire de una sola vez en todo el proceso, lo cual consideramos una gran ventaja.


La natación a crol

El estilo de natación a crol consiste en levantar uno de los brazos en el aire, apuntando hacia abajo con la palma de la mano. Entonces habremos de introducir la mano en el agua hacia adelante mientras que, con el otro brazo, nos impulsaremos desplazándolo hacia atrás con fuerza debajo del agua. Mientras repetimos este movimiento, alternando entre un brazo y otro, habremos de mover las piernas hacia arriba y abajo de manera constante. Con ello conseguiremos un mayor avance e impulso mientras nadamos, poniendo en funcionamiento tanto nuestros brazos como nuestras piernas.

natacion-a-crol

Mientras realicemos estos movimientos habremos de tener en cuenta que, al levantar uno de nuestros brazos, posicionaremos nuestro cuerpo lateralmente hacia esa dirección. Será entonces cuando cojamos aire antes de sumergir la cabeza y el brazo en cuestión en el agua. Con esto conseguiremos mantener el ritmo mientras respiramos de una manera constante.


La natación de espalda

El estilo de natación de espalda (o también conocido como estilo de natación dorsal) consiste en realizar el estilo de crol al revés, es decir, con la parte delantera de nuestro cuerpo en la superficie y la trasera hundida en el agua. Para practicar este estilo de natación necesitaremos realizar una serie de movimientos en el que alternaremos el movimiento de los brazos, manteniendo siempre la palma saliendo bajo nuestra pierna.

natacion-de-espaldas

En cuanto a la velocidad de este estilo de natación es justo decir que se conoce como el segundo estilo de natación competitivo más lento. Sin embargo se utilizan músculos que no llegan a ejercitarse en otros estilos de natación (como la natación de mariposa), por lo que consideramos que es igualmente muy práctica y útil dependiendo de lo que busques en tus rutinas de natación.


La natación de mariposa

El estilo de natación de mariposa consiste en levantar ambos brazos a la vez de frente y por encima de la superficie del agua. Bajo la superficie los brazos se moverán hacia atrás, formando así un movimiento circular y explosivo. Habrá de realizar este movimiento de forma continua, acompañándose de las caderas para conseguir un impulso aún mayor. También habremos de dar una patada brusca con los pies juntos a la hora de sacar la cabeza del agua en el mismo momento en el que ondulemos nuestra cadera.

natacion-de-mariposa

Gracias a esta serie de movimientos de brazos, cadera y piernas conseguiremos realizar este estilo de natación de manera correcta. Es el segundo estilo de natación más rápido, detrás del crol. También consideramos interesante el hecho de que este estilo de natación surgió como una variación del estilo a braza.


La natación con bebés

La natación tiene un efecto muy beneficioso para los más pequeños de la casa. Hay que pensar que se está realizando un ejercicio físico sin requerir de un esfuerzo costoso o cansado. Es por ello que los beneficios se adquirirán en una mejora de su sistema respiratorio, músculos, huesos y control de su movimiento corporal.

natacion-con-bebes

También es importante decir que la natación es, por lo general, muy divertida para los bebés. Suelen tener mucha curiosidad y disfrutar de encontrarse tanto tiempo jugando en el agua. Como la diversión y aprendizaje es lo primero en estos casos realizar estilos recreativos de natación, sin pretender que aprendan los competitivos, será la mejor opción para introducir a tu bebé en este ámbito deportivo.


Algunos ejercicios de natación

En el vídeo expuesto a continuación encontraréis diferentes ejercicios de natación para poder practicar este verano en la piscina junto al resto de estilos de natación de los que hemos hablado anteriormente. Están explicados de una manera muy sencilla, por lo que esperamos que podáis disfrutarlo.