Porque Los Diabéticos Se Ponen De Mal Humor

Existen estudios que demuestran el impacto que ejercita el acompañamiento popular sobre los procesos relacionados con la salud y la mortalidad, así como de su efecto beneficioso sobre la evolución de procesos crónicos. Es conocido el efecto del acompañamiento social sobre la evolución clínica y pronóstico de la diabetes. En una revisión sistemática efectuada recientemente sobre intervenciones sociales en la atención a diabéticos tipo 2, se sostiene la hipótesis de que las actividades sociales específicas ayudan al autocuidado y al control de la diabetes. El autocuidado en diabetes son las actividades de precaución que realiza el adulto con diabético con el propósito de continuar un control de la patología y achicar el peligro de sufrir adversidades.

Este proceso conlleva una perturbación de hormonas, las que ayudan al sujeto a proveer energía al cuerpo para enfrentar la situación estresante, si bien este crea cifras de hiperglucemia, aumentadas más en diabéticos. Existe prueba donde los diabéticos tipo 2 padecen periodos de angustia o agobio impidiendo que este realice actividades de autocuidado para mantener su régimen)diez. La presencia de efectos primordiales para el estrés emocional, estrés con el régimen de régimen y agobio interpersonal, resaltan el rol que el agobio psicológico tiene sobre la HbA1c.

Guías Y Elementos

Ya no se trata de luchar contra riesgos físicos, sino debe enfrentarse por ejemplo al desequilibrio entre las demandas que puede requerirle un trabajo y las habilidades o preparación que tiene la posibilidad de tener para hacerle frente. Por consiguiente, el hombre confía su seguridad, en gran parte, a la capacidad de evaluar de forma continua lo que ocurre a su alrededor, y desde ahí a la resolución de las estrategias que pone en marcha para dar contestación a la situación. Se define como control glucémico, la estabilización de la glucosa en sangre en ayuno entre 70 y 130 mg/dl o una HbA1c ≤ 7 % en el diabético2. Porque según un estudio de los endocrinos Frank J. Snoek y Marikje A. Bremmer, la depresión afecta al 20% de los diabéticos, a raíz del diagnóstico de la patología y de la imposibilidad de algunos pacientes de absorber esta novedosa condición en sus vidas.

porque los diabéticos se ponen de mal humor

Por tal razón, es esencial que al comienzo del régimen se explore el ambiente familiar y se invite a los integrantes a fin de que apoyen al tolerante a lograr este control. El manejo del agobio no sólo depende de la persona que lo padece, sino más bien asimismo de la interacción y de la buena comunicación que exista entre ella y la gente con las que convive todos los días. Durante el tratamiento, algunos pertenecientes de la familia deben ayudar a ciertas sesiones, eminentemente la pareja, para brindar acompañamiento y comprender mucho más sobre el manejo de la enfermedad. Muchas veces el médico puede ser visto como un agente que ejerce control externo sobre el adolescente, limitando la independencia del mismo y generando agobio psicológico.

Ser Diabético Puede Ser Una Causa De Agobio

Supongo que llevar unos buenos controles y ver que las cosas van bien motivan a estar mas positivo … En caso contrario ver que las cosas no funcionan nos crea alguna frustracion… Me siento culpable por haber asustado a mi pareja en el momento en que se encontraba dormido, me siento muy mal, además de esto lo hice enfurecer, solo deseaba que me acompañara al doctor, pero se amedrentó y no sabía que realizar. La mayoría de los diabéticos padecen de obesidad general y abdominal; destacando que las mujeres muestran mayores índices de obesidad tanto por índice de masa corporal como por abdominal, concretamente el 71.3% tiene obesidad general y el 74% sufre obesidad abdominal, siendo mayor en mujeres.

Esto no significa que las especificaciones de la situación en sí carezcan de importancia, ya que, existen situaciones en las que se amenaza con seriedad la supervivencia, y la gran mayoría de la gente reaccionarían con manifestaciones de agobio (ej. un terremoto, un incendio, abuso, traslados, fallecimientos). La presencia de manifestaciones de agobio sería una consecuencia de la presencia de una relación desequilibrada entre sujeto y entorno, a la que la persona considera que no puede realizar frente de forma eficiente. El núcleo de esta interacción está constituido por un grupo de procesos mediante los cuales el individuo, por una parte, realiza una valoración del nivel de equilibrio que existe en su relación con el ambiente, y, por el otro lado, intenta sostener o establecer nuevamente dicho equilibrio en escenarios adaptativos.

La diabetes es abordada como un trastorno de salud donde factores neurobiológicos y psicosociales, están involucrados. Simples técnicas de control del agobio tienen un encontronazo importante sobre el control de la glucosa a largo plazo y forman una herramienta útil en el control de esta afección. Dado que los factores de riesgo populares, no comentan la integridad de la varianza en la población, es esencial identificar nuevos causantes de peligro que pueden inducir al avance de novedosas medidas precautorias. La carga de agobio psicosocial crónico y severo es destructora, en el momento en que es concomitante con diabetes, existe la necesidad de tener una red de soporte incesante, que reduzca el estrés y apoye el funcionamiento familiar. Se puede observar la evolución exitosa de los pacientes que emplean estilos de afrontamiento centrados en el problema.

Es esencial poder expresar la ansiedad que provoca la enfermedad y los contratiempos. Ciertas personas rechazan sus sentimientos, situación que puede agravar el estrés. Se han usado procedimientos de entrenamiento en capacidades sociales y distintos programas de entrenamiento en habilidades de manejo del agobio. La clave para alertar y impedir, es a través de estrategias que influyan en cambios en estilos de vida de la población, singularmente de los individuos con prominente riesgo para padecer la enfermedad. La valoración y el afrontamiento de una enfermedad crónica como la diabetes puede desencadenar maneras de accionar que interfieren con las prácticas del tratamiento y, en último término, con el control de la diabetes. Algunas tácticas conductuales de afrontamiento del estrés interfieren en las formas de proceder de adherencia al régimen.

La resistencia a la insulina es una condición necesaria pero no suficiente para ocasionar la hiperglucemia diagnóstica de diabetes. Hay patentizas de que la relajación puede progresar el metabolismo de la glucosa en la diabetes mellitus tipo 2. Múltiples conjuntos de estudiosos demostraron que el entrenamiento en técnicas de relajación puede producir una alguna mejoría en los diabéticos tipo 2. De la misma forma, la toma de ansiolíticos puede usarse para atenuar los efectos del estrés sobre la hiperglucemia en los diabéticos tipo 232. Diversos estudios han demostrado la existencia de asociaciones entre estrés psicológico y control metabólico, sugieren que mayores niveles de agobio tienden a asociarse con altos niveles de glucemia.

porque los diabéticos se ponen de mal humor

Las diferencias fisiológicas o sicológicas entre los individuos y las especificaciones de los estímulos estresantes juegan un papel esencial en la determinación de las respuestas metabólicas. Por consiguiente, entre las fuentes de estrés más relevantes la constituye las consecuencias que el tratamiento tiene en la esfera popular del individuo, el “estigma” de estar enfermo y considerarse diferente a los demás y tener que batallar con el desconocimiento y las ideas erróneas de la población general sobre la diabetes. Existe relación entre sentimientos de autoeficacia, deber y motivación y el agobio, por lo tanto, sujetos con fuertes sentimientos de autoeficacia percibida, experimentan menos agobio en situaciones amenazantes. El hecho, puede ser vivido como una amenaza, y puede carecerse de elementos para encararlo apropiadamente. Los cambios neuroendocrinos inducidos por estrés, en particular la activación del eje hipotálamo-hipofisario-adrenal y el eje del sistema nervioso simpático , ofrece una explicación unificadora.

Recursos Relacionados

Por servirnos de un ejemplo, la reacción de ciertas personas es intentar solucionar el inconveniente. Se dicen a sí mismas, “¿Qué puedo hacer sobre este problema?” Tratan de mudar su situación para eliminar el agobio. En la gente que los utilizan, el nivel de glucosa en la sangre tiende a elevarse menos como resultado del estrés mental. La activación crónica del sistema cardiovascular hace que la presión sanguínea aumente. Uno de los efectos del cortisol es que inhibe la secreción de insulina, reduce la capacidad de la insulina para transportar la glucosa hacia las células, aparte de hacer que las células se vuelvan mucho más resistentes a ésta.

Síntomas De La Hipoglucemia

Todo proceso de adaptación implica un desequilibrio entre las demandas y expectativas planteadas por una situación dada y las habilidades de la persona para responder a tales demandas. Según Lázarus y Folkman , se está frente a una situación agotador cuando existe “una relación especial entre el sujeto y el entorno, que es evaluada por éste como amenazante o desbordante de sus elementos, y que pone en peligro su bienestar”. En los puntos individuales, se encuentra la capacidad de afrontamiento al agobio, consistente en la utilización de “tácticas conductuales y cognitivas para lograr una adaptación y una transición efectiva” (definición aportada por Frydemberg en 1997). El control glucémico puede ser medido a través de la glucosa en ayuno y/o Hb1Ac. La hemoglobina es una proteína que está en los glóbulos colorados de la sangre y se utiliza para oxigenar al resto de las células y tejidos. El porcentaje de proteína unida a la glucosa es lo que se denomina como hemoglobina glicosilada .

El ejercicio físico se relaciona con una mejora en el tratamiento de los diabéticos tipo 2, tanto en la composición corporal como en el incremento de la acción de la insulina sobre los tejidos periféricos; aparte de obtener control glucémico. El efecto sobre la glucemia es diferente según el género de actividad que se vaya a realizar, con lo que va a depender de los cambios en la pauta insulínica o en el consumo de hidratos de carbono. En cuanto a la actividad física y el ejercicio, los diabéticos deben ser informados sobre la actividad física, la que es clave para el tratamiento. Ésta ayuda a mejorar el control glucémico y por lo tanto un retraso en la existencia de las adversidades, también es un increíble auxiliar para el manejo del estrés.

La hormona hipotalámica liberadora de adrenocorticotropa , se activa a lo largo del agobio, entre cuyas funciones, libera adrenalina y noradrenalina. Tiene efectos sobre los núcleos que manejan la ansiedad, el apetito, entre otros tantos. El agobio es la respuesta inespecífica del organismo ante cualquier estímulo físico o psíquico, que al romper la homeostasis, provoca una necesidad de reajuste.