Practicar aeróbic en casa

¿No te ha pasado alguna vez que sabes que te vendría bien hacer algún deporte y que lo único que haces es poner excusas para no hacerlo? Existen muchas: “No tengo el equipamiento adecuado”, “estoy muy ocupado para ir a un gimnasio”, “no tengo dinero para contratar un entrenador personal” o “es que en invierno hace mucho frío para salir a hacer deporte y en verano demasiado calor”, pues todas estas excusas pierden valor con la propuesta que te ofrecemos hoy: DEPORTE EN CASA.  

El deporte en casa es una de las mejores opciones para comenzar a ponerte en forma, sobre todo si lo quieres hacer de una manera cómoda y sin gastar ni un solo céntimo. Pero ¿qué deporte puedo hacer? 

Uno de los deportes más practicados desde casa es el aeróbic. Gracias a sus características podrás ponerte en forma sin necesidad de salir de casa, sin gastar dinero en gimnasios ni entrenadores. 

¿Practicar aeróbic sirve para adelgazar?

Muchas veces nos podemos encontrar con que, desde la inexperiencia, sabemos qué queremos conseguir, pero no sabemos la manera en la que debemos hacerlo. En el deporte ocurre constantemente. Y es posible que te hayas hacho esta pregunta: ¿Practicar aeróbic sirve para adelgazar?  

Pues a esa pregunta te respondemos nosotros.  

Practicar aeróbic no sólo es que sirva para adelgazar, sino que, además, es muy efectivo. Los ejercicios de cardio son idóneos para quemar la grasa excedente que el cuerpo no necesita. Sobre todo, cuando estás empezando es muy recomendable realizar ejercicios de cardio, como los que llevarás a cabo con el aeróbic, que te ayudarán a quemar grasa de manera rápida y sana. Si buscas el mejor deporte para adelgazar te recomendamos que pruebes con aeróbic. 

Hay que anotar que ningún deporte actuará como una “varita mágica”, es decir, si lo que realmente quieres es adelgazar deberás compaginarlo con una dieta y la adquisición de unos buenos hábitos, que sean favorables para tu cuerpo y te mantengan sano, física y mentalmente. Puntualizar que no te valdrá cualquier ejercicio ni cualquier dieta, para ello te recomendamos que preguntes a algún profesional que te pueda aconsejar sobre la mejor dieta y los mejores ejercicios.  

Aeróbic con música para adelgazar

Es sabido por todos los muchos beneficios que tiene la música en nuestra vida. Lo que no todo el mundo sabe, aunque lo lleve a cabo, es que la música es un fiel compañero del deporte. Combinar la música y el deporte es una de las decisiones más acertadas que puedes tomar, y no es algo que nos estemos inventando. Hay varias razones por las que es importante, o al menos muy recomendable, escuchar música mientras haces ejercicio, y son las siguientes: 

  • Te ayuda a mantener el ritmo: la música estimula la parte motora del cerebro, lo que en muchas ocasiones genera una coordinación entre el ritmo de la música que escuchas. 
  • La música distrae: Cuando empiezas a cansarte haciendo deporte lo peor en lo que puedes pensar es en que estas cansándote, porque terminarás rindiéndote. La música te ayuda a distraerte y no pensar en lo que te estás cansando. 
  • Mejora tu estado de ánimo: En muchas ocasiones la música puede ser el motor que te impulse a hacer ejercicio, ya que la música motiva. 

Con el aeróbic se baja de peso

A la pregunta de “¿con el aeróbic se baja de peso?” te respondemos que sí. Como hemos mencionado antes el aeróbic es un deporte mayoritariamente formado por ejercicios de cardio. Los ejercicios de cardio son, sobre todo cuando estás comenzando, los que más te van a ayudar a quemar la grasa indeseada.  

Para adelgazar de manera adecuada tendrás que tener claro qué parte de tu cuerpo te interesa trabajar, dado que, como se sabe, no todo el mundo engorda de la misma manera. Si lo que buscas es bajar de la zona abdominal tendrás que hacer unos ejercicios diferentes a los que tendrás que hacer si lo que quieres es eliminar grasa en las piernas.  

Pero debes recordar, para bajar de peso es imprescindible combinar el ejercicio con una buena dieta, rica y saludable. Existen diferentes tipos de dietas, busca la que se adapte a ti y ponte en forma practicando aeróbic.


Aeróbic en casa para principiantes

Entendemos que no todos los lectores de este artículo sois Arnold’s Schwarzenegger’s por lo que hay que empezar desde el principio. Comenzar a hacer ejercicio suele ser algo costoso, que generalmente se siente cuesta arriba. Para eso estamos nosotros. Te vamos a dar las claves para empezar a hacer aeróbic en casa.  

En primer lugar, hay que prepararse. El kit esencial para empezar con el aeróbic es encontrar un espacio en casa donde no molestes y no te molestes, con ropa cómoda para el ejercicio y mucha agua para hidratarte. Imprescindible tener buena música. Como hemos mencionado antes es muy aconsejable tener buena música, por lo que ya te estás preparando una buena playlist en Spotify para comenzar bien y si puedes hacerlo acompañado mucho mejor, pero eso depende de ti.  

Antes de comenzar es importante tener claro las partes en las que se va a dividir el ejercicio: calentamientos, ejercicios aeróbicos y estiramientos. La primera y la última parte son esenciales, no las olvides. Si no tienes claros rutinas de calentamiento/estiramiento puedes buscar en internet, que encontrarás una gran cantidad. 

Te recomendamos comenzar con sesiones cortas de 20 o 30 minutos y de ahí que vayas subiendo la intensidad.  

En cuanto a qué ejercicios de aeróbic realizar a continuación te dejamos una sesión, para poder coger de ejemplo.


Vídeos para practicar este ejercicio en casa


Clases de aerobic en casa

Bueno, ¿qué más podemos decir? Si no has empezado ya a hacer ejercicio es porque no quieres. Te hemos dado herramientas y hemos llevado el aeróbic hasta la puerta de tú casa. Recuerda, la música motiva a hacer deporte y hacerlo en compañía también ayuda. Si sigues con ganas de más clases Youtube es una buena opción. Encontrarás millones de vídeos, miles de canales y cientos de personas experimentadas que te pueden guiar en este amplio mundo de la vida sana. Ya sea para ponerte en forma o perder peso no esperes más, ya tienes las herramientas… ¡A por todas!