¿Qué enfermedad provoca el aspartamo?

En 1985 la empresa Monsanto compró G. Aunque el edulcorante sigue siendo popular, especialmente la sucralosa, también se ha enfrentado a cierta controversia en los últimos años. En contra de lo que podamos pensar, el aspartamo es quizá el mejor ejemplo de buen control por parte de las autoridades sanitarias. En contra de lo que podamos pensar, el aspartamo es quizás el mejor ejemplo de buen control por parte de las autoridades sanitarias.

Sin embargo, para las personas que padecen la enfermedad de la fenilcetonuria, es necesario evitar la admisión del aspartamo y también de los alimentos que contienen fenilalanina. El aspartamo se utiliza en todo el mundo junto con los cereales, como edulcorante de tableros, en refrescos bajos en calorías, chicles sin azúcar, pastillas para la tos sin azúcar y con vitaminas, yogures y otros alimentos. Wikipedia El aspartamo es un edulcorante artificial muy utilizado en los productos alimenticios, especialmente en las bebidas dietéticas.

¿Qué tan malo es el aspartamo?

La mala imagen del azúcar en los últimos años ha impulsado el consumo de edulcorantes alternativos al azúcar. La cantidad máxima recomendada es muy inferior a la de otros edulcorantes como el aspartamo, y hay que tener cuidado porque muchas marcas lo venden mezclado con otros edulcorantes artificiales o sustancias que suavizan el amargor. Este último pasa por una purificación química llamada sulfitación, que consiste en tratar el azúcar con un gas, generalmente sulfato de calcio o dióxido de carbono, pero se elimina por completo antes del envasado, y no produce ningún residuo. Los monjes budistas introdujeron el cultivo de la caña de azúcar en China en el siglo VII, mientras que a Europa llegó en las alforjas de las tropas de Alejandro Magno y los soldados de las Cruzadas.

¿Qué enfermedad provoca el aspartamo?

La fenilcetonuria es una enfermedad genética que afecta al hígado e impide el metabolismo de la fenilalanina. De todos los sustitutos del azúcar que se han encontrado en los últimos 50 años, el aspartamo es sin duda el más controvertido. El aspartamo cambia la proporción de aminoácidos en la sangre, reduciendo o bloqueando los niveles de hormonas como la dopamina y la tirosina, necesarias para las funciones corporales. El aspartamo es un edulcorante artificial líder en el mercado, ya que está presente en 60 de cada 100 productos que utilizan sustitutos tradicionales del azúcar y como alternativa tanto para aquellas personas que evitan incorporar el azúcar a su dieta por motivos saludables como para las que no pueden tomarlo por padecer alguna enfermedad como la diabetes.

El hecho de ser líder en su uso no impide que sea uno de los productos más controvertidos, ya que su sola mención puede generar debate entre amplios sectores científicos y de consumidores.